Respondiendo preguntas sobre cómo entrenar a tu perro – Parte 1

Entrenar a tu perro no es algo imposible de lograr, solo debes conocer la forma correcta de hacerlo. Pero al llegar a este punto pueden surgir diversas dudas al respecto, y en esta serie de posts hemos buscado dar respuesta a las preguntas más comunes sobre el entrenamiento de mascotas.

¿A qué edad puedo empezar a entrenar a mi nuevo cachorro?

Estarás entrenando a tu cachorro desde el momento en que lo lleves a casa y comiences a enseñarlo. Los cachorros comienzan a aprender desde el nacimiento y los buenos criadores comienzan a entrenarlos y a dejarlos socializar desde que nacen. Puedes comenzar con un poco de entrenamiento tan pronto como el cachorro pueda abrir los ojos y caminar.

Los cachorros jóvenes tienen una capacidad de atención corta, pero con paciencia pueden comenzar a aprender a obedecer, cómo «sentarse» y «quedarse», desde las 7 u 8 semanas de edad.

El entrenamiento formal del perro se ha retrasado tradicionalmente hasta los 6 meses de edad. En realidad, esta etapa juvenil es un momento muy pobre para comenzar. El perro está aprendiendo de cada experiencia y retrasar el entrenamiento significa perdidas para que el perro sepa cómo te gustaría que se comportara. Durante la etapa juvenil, el perro está comenzando a solidificar los patrones de comportamiento de los adultos y la progresión a través de los períodos de miedo. E incluso los comportamientos aprendidos en cachorros pueden ser modificados, es decir que todo lo que le hayas enseñado incorrectamente puede deshacerse y volver a enseñarse.

Cuando el entrenamiento comienza a las 7 u 8 semanas de edad, puedes utiliza métodos que se basen en el refuerzo positivo y la enseñanza suave. Los cachorros tienen un período de atención a corto plazo, así que se les puede enseñar a «sentarse», «agacharse» y «ponerse de pie» usando un método para entrenar perros llamado entrenamiento de señuelos de comidas. Usamos alimentos para atraer al perro y hacer que su nariz lo siga hasta lograr las posiciones adecuadas como «sentarse», «agacharse», «pararse» y «quedarse».

¿Cómo empiezo a usar el entrenamiento de señuelos de alimentos?

Puedes usar pequeños trozos de comida o un juguete favorito para motivar a tu cachorro y realizar la mayoría de las tareas. Siempre que la recompensa sea lo suficientemente atractiva, podrás dar una orden y mover la recompensa para obtener la respuesta deseada. Por ejemplo, si levantas la comida sobre la nariz del cachorro y la mueves lentamente hacia atrás debes obtener una respuesta de «sentarse»; Si bajas la recompensa al piso debes obtener una respuesta de «abajo»; Si llevas la comida de regreso hacia a ti debes obtener una respuesta de «quedarse»; Y si sostienes la comida a una distancia debes obtener una respuesta de «venida».

No debes olvidar que hay ciertas comidas que debes evitar dar a tu perro, por muy deliciosas que parezcan para él, pues pueden ocasionar problemas en su salud.

¿Con qué frecuencia debo dar la orden?

Si quieres entrenar a tu perro usando este método, deberías dar la frase de un comando una vez y luego usar el señuelo para lograr en el cachorro la posición deseado. Una vez que haya realizado la tarea, agrega elogios verbales y una palmadita cariñosa, con esto lograrás imponer refuerzos secundarios (más abajo te hablamos más de esto).

Si tu cachorro no te obedece inmediatamente al dar la orden, es probable que estés avanzando un poco rápido. En estos deberás seguir repitiendo el comando, luego de varias repeticiones verás que tu cachorro aprenderá a hacer la tarea. Es muy importante que realices varias repeticiones en las que te obedezca antes de decir que ya aprendió.

Si tu cachorro no te obedece puedes intentar mantenerlo atado con una correa, así centrarás un poco su atención.

Recuerda que, al inicio del entrenamiento, tu cachorro no sabe en lo absoluto el significado de la palabra. Por lo tanto, podrías enseñarle a tu cachorro a sentarse con la palabra bananas con la misma facilidad con la que le enseñarías con la palabra sentarse.

¿Cómo puedo hacer para que mi perro obedezca sin una recompensa a cambio?

Al principio, vas a dejar que el cachorro vea la comida en tu mano para que tengas su atención y puedas usarla para guiarlo hacia la posición. A medida que tu cachorro comienza a obedecer continuamente, puedes comenzar a esconder la comida en tu mano, pero debes dar la orden y repetir el movimiento o señal que haya aprendido a seguir. Verás que el cachorro esperará la recompensa, no dejes de dársela.

metodo entrenar a tu perro

Pasado un tiempo, señala y da la orden, pero, cuando realice la tarea, recompénsalo solo con elogios y dale una palmadita cariñosa. A partir de este punto puedes comenzar a variar la frecuencia, elogiar con «buen perro» y quizás darle palmaditas cada vez que lo hagas y, en algunas ocasiones, cada 3 o 4 veces, darle la comida. Con el tiempo, el cachorro deberá responder a la señal de la mano o al comando sin necesidad de recompensas.

Con el tiempo, las palabras «buen perro» y la cariñosa palmadita se convierten en refuerzos secundarios. Debido a que han sido asociados a la recompensa del pasado, adquieren más significado y se convierten en refuerzo en sí mismos. Es importante usar refuerzos secundarios porque no siempre tendrás comida cuando necesites que tu mascota obedezca. Además, si confías en los alimentos para que tu cachorro cumpla, tendrás un perro que solo hará la tarea cuando tenga una recompensa.

¿En qué momento del día debo entrenar a mi perro?

No existe un momento ideal del día para entrenar a tu perro. En un principio lo ideal es que tomes varios momentos a lo largo del día para realizar el entrenamiento, incluyendo, de ser posible, a todos los miembros de la familia. Todas las recompensas deben guardarse para estas sesiones de entrenamiento. Sin embargo, con el tiempo, debes dejar de limitarte a estas sesiones y empezar a pedirle a tu cachorro que realice las tareas en diferentes momentos del día.

Si tienes alguna pregunta adicional no dejes de usar los comentarios para buscar aclararla.

Para no perderte la parte 2 de este post síguenos en Facebook y Twitter.

¿Qué te ha parecido este post?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. 0

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos!

¡Sentimos mucho que este contenido no te haya sido útil! 🙁

¡Ayúdanos a mejorar!

¿Qué faltó?

Un comentario sobre «Respondiendo preguntas sobre cómo entrenar a tu perro – Parte 1»

Deja un comentario

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: