Cómo curar el hígado graso de manera natural

El hígado graso es una enfermedad cuyo estado puede revertirse, generando cambios positivos siempre y cuando modifiques algunos hábitos de tu día a día. Pero no te preocupes si no sabes cómo, en este post te ayudamos a conocer cómo curar el hígado graso de forma natural.

¿Qué es el hígado graso?

El hígado graso, también llamado esteatosis hepática, es un estado que adquiere el hígado, pasando a tener un aspecto blando y con muchos puntitos pequeños. Es muy común en las personas mayores de 50 años que padecen de diabetes, o que consumen alcohol en exceso.

Cuando se padece de hígado graso la persona no suele notarlo, al menos de que esté ya en una etapa avanzada. Al tener una condición de gravedad las personas pueden perder peso, sentir fatiga y nauseas constantemente y comenzar a tener problemas con la memoria y la concentración.

8 formas naturales de curar el hígado graso

Si bien es necesario que obtengas un diagnóstico y un tratamiento profesional, es importante que sepas que es posible curar el hígado graso de manera natural, contrarrestando los efectos que ocasionan esta condición, además de mejorar tu salud general.

A continuación te presentamos un par de opciones a incluir en tu alimentación si quieres curar el hígado graso de manera natural. Esto te caerá como anillo al dedo si prefieres los tratamientos tradicionales y no los farmacéuticos.

Jengibre

Por su cantidad de antioxidantes y minerales es excelente para curar el hígado graso, debido a que posee propiedades que ayudan a desinflamar el órgano y a reducir los malestares gracias a su propiedad analgésica.

Cardo mariano

Es una planta medicinal que ayuda a optimizar el funcionamiento del hígado, descomponiendo la grasa que produce la enfermedad y motivando la regeneración hepática.

Debes tomar algunas hojas secas de la planta y realizar una infusión, de la cual tomarás 3 tazas al día.

Remolacha y rábanos

Estos dos alimentos contribuyen a desinflamar y desintoxicar el hígado, a su vez son ricos en vitaminas y aportan mucha agua al organismo.

Limón

Es ideal para añadir a las infusiones que ayudan a mejorar este trastorno hepático, debido a que es un limpiador natural que contribuye a que el cuerpo deseche las grasas acumuladas.

Níspero

Este alimento tiene un efecto depurativo, lo que favorece el funcionamiento hepático del organismo, además es un fruto que puedes comer a diario.

Diente de león

Esta planta no solo limpia el hígado, también los riñones y mejora el funcionamiento de ambos órganos.

Puedes consumirlo a través de una infusión que tomarás tres veces al día.

Boldo

Es un planta que, preparada como una infusión, ayuda a limpiar el hígado, ya que desecha las acumulaciones de grasa y acelera su recuperación.

Alcachofa

Es un gran alimento para fortalecer el hígado, además es un diurético natural, controla los niveles de colesterol y aporta pocas calorías. Recuerda incluirlo en tus comidas 2 veces a la semana.

Además de estos elementos naturales, si quieres curar el hígado graso debes incluir algunos hábitos en tu día a día, como realizar ejercicio para mantener un peso estable, y evitar o disminuir el consumo de alcohol para que puedes tener un organismo saludable.

¿Hay alguna otra afección sobre la que quieres que escribamos? Déjanoslo saber en los comentarios.

Deja un comentario

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: