Investigadores descubren un circuito cerebral relacionado con el impulso de querer comer

Esto crea la posibilidad de que los científicos algún día puedan desarrollar terapias para abordar el impulso de querer comer en exceso.

Un equipo de investigadores ha identificado un circuito específico en el cerebro que altera la impulsividad frente a la comida. Te contamos más a continuación.

Quizás quieras leer nuestro post sobre a dónde va la grasa realmente cuando ejercitas.

Hablemos sobre el impulso de querer comer

Estás a dieta, pero el aroma de las palomitas de maíz en el lobby del cine provoca un deseo aparentemente irresistible. En cuestión de segundos, has ordenado un montón de cosas y has comido varios puñados.

Los impulsos, o responder sin pensar en las consecuencias de una acción, se han relacionado con la ingesta excesiva de alimentos, los atracones, el aumento de peso y la obesidad, junto con varios trastornos psiquiátricos, incluida la adicción a las drogas y las apuestas excesivas.

Un equipo de investigadores, que incluye un miembro de la facultad de la Universidad de Georgia, ha identificado ahora un circuito específico en el cerebro que altera el impulso de querer comer. Esto crea la posibilidad de que los científicos algún día puedan desarrollar terapias para abordar la sobrealimentación.

Sobre el estudio

Los hallazgos del equipo fueron publicados recientemente en la revista Nature Communications.

«Hay una fisiología subyacente en tu cerebro que regula la capacidad de decir no a la alimentación impulsiva», dijo Emily Noble, profesora asistente en la Facultad de Ciencias de la Familia y del Consumidor de la Universidad de Georgia, quien fue la autora principal del artículo. «En los modelos experimentales, pudimos activar ese circuito y obtener una respuesta conductual específica».

¿Cómo hicieron el experimento?

Usando un modelo de rata, los investigadores se centraron en un subconjunto de células cerebrales que producen un tipo de transmisor en el hipotálamo llamado hormona concentradora de melanina (MCH).

Si bien investigaciones anteriores han demostrado que elevar los niveles de MCH en el cerebro puede aumentar la ingesta de alimentos, este estudio es el primero en mostrar que el MCH también juega un papel en el comportamiento impulsivo, dijo Noble.

«Descubrimos que cuando activamos las células en el cerebro que producen MCH, los animales se vuelven más impulsivos en su comportamiento alrededor de los alimentos», dijo Noble.

Para probar el impulso de querer comer, los investigadores entrenaron a las ratas para presionar una palanca y recibir una bolita «deliciosa, alta en grasas y alta en azúcar», dijo Noble. Sin embargo, la rata tuvo que esperar 20 segundos entre presiones de palanca. Si la rata presionaba la palanca demasiado pronto, tenía que esperar 20 segundos adicionales.

Luego, los investigadores utilizaron técnicas avanzadas para activar una vía neural MCH específica desde el hipotálamo hasta el hipocampo, una parte del cerebro involucrada en el aprendizaje y la función de la memoria.

Los resultados y las conclusiones

Los resultados indicaron que el MCH no afectó cuánto les gustó la comida a los animales o cuán duro estaban dispuestos a trabajar por ella. Más bien, el circuito actuó sobre el control inhibitorio de los animales, o su capacidad para evitar intentar obtener la comida.

«La activación de esta vía específica de neuronas MCH aumentó el comportamiento impulsivo sin afectar la alimentación normal por necesidad calórica o la motivación para consumir alimentos deliciosos», dijo Noble.

«Comprender que este circuito, que afecta selectivamente el impulso de querer comer, abre la puerta a la posibilidad de que algún día podamos desarrollar terapias para tratar el comer en exceso, que ayuden a las personas a seguir una dieta sin reducir el apetito normal o hacer que las comidas deliciosas sean menos deliciosas».

Sin duda alguna este es un hallazgo bastante interesante, déjanos tu opinión en los comentarios y no te olvides de seguirnos en las redes sociales.

Deja un comentario

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: